Servicio de saunas para los socios

Sauna CDMV

Con capacidad para cuatro personas cada una de ellas, dispone de dos bancos corridos a diferente altura, será gratuita para los titulares de carnet y se pondrá en funcionamiento a partir del 1 de febrero

Mejora la circulación sanguínea, elimina las toxinas e impurezas de la piel mediante la dilatación de las glándulas sudoríparas, despeja las vías respiratorias, tiene un efecto relajante, favorece la transmisión nerviosa muscular y facilita una comunicación más efectiva entre el músculo y el cerebro. Son algunas de las ventajas de la sauna, un nuevo servicio que a partir del 1 de febrero pondrá en marcha el Centro Deportivo Municipal ‘Valdeluz’. Las dos cabinas estarán en los vestuarios masculino y femenino y serán gratuitas para los socios del polideportivo. Aquellos que no ostenten esta condición y quieran disfrutar de estos baños de vapor, deberán abonar el importe correspondiente a la entrada de día, que es de 3 € para los empadronados y 4 € para los no empadronados. Así, el Ayuntamiento de Yebes da respuesta a una de las demandas que los usuarios del recinto habían planteado en las encuestas de satisfacción.

Con temperaturas que oscilan entre los 80º y 90º C y una humedad mínima que nunca supera el 20%, la sauna seca tiene efectos beneficiosos sobre el organismo al liberar toxinas y activar la circulación sanguínea mediante una sudoración rápida y abundante. “No obstante, un cartel visible a la entrada de las cabinas avisará de las instrucciones de uso a los usuarios, así como las contraindicaciones de este servicio para aquellas personas que sufran algún tipo de patología adversa”, apunta José Villarino, concejal de Deportes. Para que los efectos que se pretenden sean eficaces, cada sesión debe ir acompañada con contrastes de temperatura (a la sesión de calor le sigue otra de enfriamiento) y se suele tomar con fines higiénicos para la piel y terapéuticos para la salud.

El interior de las saunas está revestido de madera de abeto, es completamente aséptico y dispone de un termómetro regulador de la temperatura y relojes para medir la duración de las sesiones. El sistema de calentamiento se realiza mediante una estufa cubierta de piedras calientes que caldea el ambiente y produce vapor al arrojar agua sobre ellas. “El vapor es la razón de ser de las saunas. Será obligatorio seguir el protocolo que garantiza la efectividad de cada sesión, aunque será el propio usuario quien podrá adaptar las indicaciones generales a su propio gusto en función de su estado de ánimo y físico y su propia experiencia”, advierte el concejal de Deportes. Las cabinas tiene capacidad para cuatro personas cada una de ellas y disponen de dos bancos corridos a diferente altura.

Villarino explica la importancia de iniciar cada sesión en un estado óptimo de relajación, “sin agobios ni prisas”. El tiempo recomendado que se necesita para tomar una sauna normal oscila entre una hora y hora y media. “De 20 minutos a tres cuartos de hora de descanso tras haber realizado un ejercicio físico y raramente más de 15 minutos dentro de la cabina”, explica el edil. Por motivos higiénicos, los usuarios deberán hacer uso de una toalla para sentarse o tumbarse y evitar quemarse con los bancos. También se recomienda una aclimatación progresiva, empezando por el banco inferior y ascender después al superior. El tiempo óptimo de permanencia está entre diez y 15 minutos, de acuerdo con el estado físico y anímico de cada persona, aunque no conviene superar el cuarto de hora. “En cuanto se note la sensación de agobio, que suele coincidir con una sudoración continuada, es el momento de abandonar la sauna”, explica Villarino. Es en este punto donde se obtienen los efectos deseados con la apertura de los poros como consecuencia de la intensa sudoración, que tarda en aparecer entre ocho y 12 minutos. El concejal recuerda que si se sobrepasan los límites de transpiración corporal, los efectos de la sauna habrán sido contraproducentes.

Para que el cuerpo esté a la misma temperatura, es conveniente permanecer tumbado. La variación de temperatura es alta en el interior de una sauna, de ahí que la diferencia del banco inferior al superior sea considerable. Si se desea incrementar la humedad y aumentar la sensación de calor, habrá que verter agua sobre las piedras. Otra de las recomendaciones para el uso correcto de la instalación es evitar los golpes de calor en los primeros minutos, permanecer un par de minutos sentados antes de abandonar la cabina y levantarse despacio. Los expertos recomiendan no tomar más de dos sesiones al día y tres a la semana.

 

Publicidad en el CDMV

Publicidad CDMV

Escuela de Danza

Danza Española

Danza Moderna

Danza Clásica

Bailes de Salón y Ritmos Latinos

Sevillanas